Home    |     Sitemap
TRATAMIENTO PSICOLOGICO

¿Por qué buscar a un psicólogo?


Un psicólogo le puede ayudar a encontrar soluciones en las diversas situaciones y problemáticas, así como de la cotidianidad, desarrollándose una relación profesional de acompañamiento y asesoría psicológica para la resolución de la problemática en temas relacionados con:

  • Situaciones personales
  • Diagnostico o tratamiento
  • Asesoría para el desarrollo personal y fortalecimiento de capacidades

Si considera Ud. Que necesita asesoría psicológica o acompañamiento emocional por alguna tipo de problemática, comuníquese a la brevedad posible. La prevención es la mejor alternativa para la mejora y fortalecimiento de la salud integral de la persona.

¿Cuál es el ámbito de intervención del psicólogo clínico?

El Psicólogo Clínico es el especialista de la psicología que se encarga de la evaluación, diagnóstico, pronóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención que afecten a la salud mental, no restringiéndose sólo a los llamados trastornos mentales, sino a todas las condiciones que puedan generar malestar y sufrimiento al individuo humano.

La práctica central del Psicólogo Clínico es el asesoramiento psicológico y la psicoterapia (individual y de grupo), así como también la investigación, enseñanza y docencia.

Nuestro abordaje en psicoterapia proviene de la teoría psicodinàmica, la psicoterapia de orientación humanista y el psicodrama.

Importancia de la terapia psicológica


La orientación y acompañamiento psicológico cobra cada día mayor importancia el funcionamiento del individuo y de sus relaciones interpersonales, concretándose en un proceso de generar un estado de bienestar y salud mental positivo que muchas veces se ve afectado e ingresa a un estado de vulnerabilidad por los diferentes estímulos estresores y situaciones a las que nos vemos expuestos cotidianamente.

El proceso de asesoramiento psicológico y de salud mental ya ha pasado la barrera de las clásicas propuestas intramuros hospitalarias ante la presencia de una patología para dar lugar a un proceso de prevención y mejora del funcionamiento de la dinámica interna a nivel personal, familiar, social y laboral.

En la actualidad, ya forma parte de la cotidianidad la expresión de acudir al apoyo profesional por parte de un psicólogo ante alguna dificultad. La intervención psicológica se ha ampliado y llega cada vez a con mayor empuje y frecuencia a diversos espacios sociales, laborales y familiares, como un síntoma e intensión de mejora en la calidad de vida, de prevención, de solución a antiguos problemas que antes fueron negados antes y que ahora son observado como solucionables, viables de mejora.

La intervención del psicólogo es muy amplia y se ha visto fortalecida con la especialización en psicoterapia, Con lo cual se garantiza un incremento de posibilidades de éxito en las diversas intervenciones.

¿QUE ES LA HIPNOSIS?

Se puede definir a la hipnosis como la posibilidad de invitar a un sujeto a un estado particular psicofísico en el que se puede influir sobre las condiciones psíquicas y somáticas del sujeto mismo. Por medio de la relación que se crea entre este y el hipnotizador.  La hipnosis clínica tiene como objetivo la terapia.
La hipnosis es un  procedimiento que  se usa para incitar y evaluar respuestas a las sugestiones.
Al usar la hipnosis, una persona (el sujeto) es guiada por otra (el hipnotizador) para responder a sugestiones por cambios en sus experiencias subjetivas, alteraciones en la percepción, sensaciones, emociones, pensamientos, o comportamientos.
Las personas también pueden aprender auto-hipnosis la cual es el acto de administrarse procedimientos hipnóticos uno mismo. Si el sujeto responde a sugestiones hipnóticas, generalmente infiere en que se ha inducido hipnosis.
Muchos creen que las respuestas a la hipnosis y a las experiencias son características de un estado hipnótico. Mientras que algunos creen que no es necesario usar la palabra hipnosis como parte de una inducción hipnótica. Otros lo ven como esencial.
Dependiendo de la meta del practicante y los propósitos de la investigación clínica los procedimientos y las sugestiones usadas diferirán.
Tradicionalmente los procedimientos están relacionados con la relajación, aunque ésta no es necesaria para la hipnosis y se puede usar un amplio rango de variedad de sugestiones, incluyendo las que permiten estar más alerta.
El uso de la hipnosis se expande al ámbito clínico como de investigación. (Asociación Americana de Psicología (AAP)

TRATAMIENTO CON HIPNOSIS

  • Ansiedad y angustia
  • Cefaleas – jaquecas  - dolores de cabeza
  • Dolores agudos y crónicos
  • Estrés
  • Fobias y ataques de pánico
  • Insomnio, dificultades para dormir.
  • Pre-operatorios (fenómeno de la anestesia)
  • Regresiones en el ámbito clínico




TRATAMIENTO PSICOLOGICO EN LIMA - PERU

TRATAMIENTO PSICOLOGICO

DEFINICIONES BASICAS:

DEPRESION

La depresión (del latín depressus, que significa "abatido", "derribado") es un trastorno emocional que se presenta como un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

El término hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida.

Aunque ése es el núcleo principal de síntomas, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático. En la mayor parte de los casos, el diagnóstico es clínico, aunque debe diferenciarse de cuadros de expresión parecida, como los trastornos de ansiedad. La persona aquejada de depresión puede no vivenciar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo.
ANSIEDAD

La ansiedad (del latín anxietas, angustia, aflicción) es un estado que se caracteriza por un incremento de las facultades perceptivas ante la necesidad fisiológica del organismo de incrementar el nivel de algún elemento que en esos momentos se encuentra por debajo del nivel 'adecuado'; o por el contrario, ante el temor de perder un bien preciado.

La ansiedad no siempre es patológica o mala: es una emoción común, junto con el miedo, la ira, tristeza o felicidad, y tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia.

DEPENDENCIA EMOCIONAL

La Dependencia Emocional es un trastorno de la personalidad enmarcado dentro de las dependencias afectivas. Su objetivo es llenar un vacío en el sujeto que la padece.
Este trastorno se relaciona con las emociones y la capacidad/ calidad para establecer vínculos significativos con otras personas. Al tratarse de un trastorno de la personalidad, tiende a tener un patrón crónico y estable a lo largo de la vida de la persona. Este trastorno presenta síntomas variados que dificultan su diagnóstico, desde la depresión, los trastornos obsesivos o los síndromes desadaptativos. En la dependencia emocional, el sujeto es controlado por su necesidad de la otra persona, y el intenso miedo a la pérdida y a la soledad contaminan el vínculo establecido en la pareja.

En sus relaciones amorosas, los dependientes emocionales manifiestan hacia su pareja un tipo de apego "ansioso", caracterizado por una continua necesidad de saber que es amado por su pareja, dificultades para llevar una vida independiente, búsqueda incesante del candidato a pareja y selección precipitada del mismo, miedo a no ser querido, miedo a la pérdida del objeto de su amor y celos frecuentes, ideas contradictorias sobre el amor y dificultad para romper aún cuando la relación sea altamente problemática y generadora de malestar para el dependiente.

¿QUE ES EL ESTRES?

Es toda demanda física o psicológica fuera de lo habitual y bajo presión que se le haga al organismo, provocándole un estado ansioso. En la mayor parte de los casos, el estrés aparece debido a las grandes demandas que se le imponen al organismo.

Síntomas generales del estrés:

  • Estado de ansiedad
  • Sensación de ahogo e hipoxia aparente
  • Rigidez muscular
  • Pupilas dilatadas (midriasis)
  • Incapacidad de conciliar el sueño (insomnio)
  • Falta de concentración de la atención
  • Irritabilidad
  • Pérdida de las capacidades para la sociabilidad
  • Estado de defensa del yo

 

AUTOESTIMA

La autoestima es un sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. Ésta se aprende, cambia y la podemos mejorar a partir de los 5-6 años cuando empezamos a formarnos un concepto de cómo nos ven nuestros mayores (padres, maestros), compañeros, amigos, etcétera y las experiencias que vamos adquiriendo.

El mantenimiento de una buena autoestima es una tarea mayor de cualquier psicoterapia, pues suele ser un síntoma recurrente de los variados problemas humanos, la presencia de actitudes hipercríticas no-racionales hacia sí mismo. La autoestima afecta la salud, las relaciones y la productividad, mientras que su robustecimiento potencia en la persona en su totalidad, es decir, su salud, su adaptabilidad social y sus capacidades productivas.
FOBIAS

Las fobias son un temor inmenso, exagerado y desproporcionado hacia algún objeto, elemento o situación concreta de la realidad. Como por ejemplo:
Claustrofobia. Temor a permanecer en espacios cerrados
Zoofobia, como el temor a algunos animales
Nictofobia, como el miedo a la oscuridad. Etc.

Las fobias pueden ser muy variadas, dependiendo de su naturaleza


PROBLEMAS PSICOLOGICOS DE MAYOR FRECUENCIA:

 

Agotamiento. El agotamiento emocional puede ser producto de diversos factores, como el estilo de vida y costumbres, estrés, relaciones interpersonales toxicas, conflictos y problemas de la cotidianidad, etc. Una exposición continua a elementos que favorecen el desgaste conllevan a un estado de agotamiento emocional que puede repercutir en el cuerpo a través de las somatizaciones.

Agresividad. El término agresividad hace referencia a un conjunto de patrones de actividad que pueden manifestarse con intensidad variable, incluyendo desde la pelea física hasta los gestos o expansiones verbales.
La agresividad tiene su origen en multitud de factores, tanto internos como externos, tanto individuales como familiares y sociales. La agresividad patológica puede ser autodestructiva, no resuelve problemas, no es realista y es consecuencia de problemas emocionales no resueltos y también de problemas sociales diversos. La agresividad es, como la ansiedad, un comportamiento o conducta que, a cierto nivel, se considera normal, funcional y necesaria para la supervivencia y la vida cotidiana pero que, a ciertos otros niveles, se considera anormal, disfuncional y generadora de muchos otros problemas de salud.

Angustia
Ansiedad
Problemas de Autocontrol
Baja autoestima
Complejos
Conflictos y problemas relacionados con el trabajo y relaciones sociales
Conocer y controlar sus emociones
Depresión
Trastornos psicosomáticos
Estrés
Estrés postraumático
Estrés relacionado a situaciones de crisis
Déficits en Habilidades sociales
Hipocondría
Impulsividad
Inseguridad
Insomnio
Intranquilidad,
Ira e Irritabilidad,
Maltratos,
Melancolía,
Miedos y Nerviosismo,
Pesimismo
Procesos de duelo
Resolución de conflictos
Timidez.

www.psicoayuda.org

LIMA - PERU

 

 

 

 


 

 

1